Y busqué quien se pusiese en la brecha..

banner1

Cuatro definiciones Bíblicas de la tarea de intercesión:

  1. Ser secretario de Dios.

Isaías 62:6-7

6 Sobre tus muros, oh Jerusalén, he puesto guardas; todo el día y toda la noche no callarán jamás. Los que os acordáis de Jehová, no reposéis,

7 ni le deis tregua, hasta que restablezca a Jerusalén, y la ponga por alabanza en la tierra.

El intercesor es quién le recuerda al Señor las promesas y tareas aún no cumplidas.

  1. Toma la causa de la justicia.

Isaías 59:15-16
15 Y la verdad fue detenida, y el que se apartó del mal fue puesto en prisión; y lo vio Jehová, y desagradó a sus ojos, porque pereció el derecho.

16 Y vio que no había hombre, y se maravilló que no hubiera quien se interpusiese; y lo salvó su brazo, y le afirmó su misma justicia.

Un intercesor es el que toma la causa de la justicia ante Dios en representación de otro. En esta posición del sacerdocio estamos en la brecha ante el Senor en representación de otros que tienen necesidad o que sufren, y clamamos a El,  el juez de todo.

  1. Construir una muralla.

Ezequiel 13:4-5
4 Como zorras en los desiertos fueron tus profetas, oh Israel. 5 No habéis subido a las brechas, ni habéis edificado un muro alrededor de la casa de Israel, para que resista firme en la batalla en el día de Jehová.

El intercesor también es un albañil. Poniendo ladrillo sobre ladrillo de protección alrededor de amigos, familiares, ministerios, ciudades, etc.

Algunos especialistas en guerra espiritual nos informan que los que practican la brujería pronuncian maldiciones o penalidades  en contra de quienes son amenaza para su reino de maldad.

Después de enfentarse con el enemigo ofrezca una oración que rompa la maldición del enemigo –todo coletazo o contraataque- que pudiera venir contra usted y su familia: salud, esperanzas, futuro, llamado, finanzas, posesiones, etc.

  1. Estar en la brecha (Detiene la ira de Dios).

Ezequiel 22:30-31
30 Y busqué entre ellos hombre que hiciese vallado y que se pusiese en la brecha delante de mí, a favor de la tierra, para que yo no la destruyese; y no lo hallé.

31 Por tanto, derramé sobre ellos mi ira; con el ardor de mi ira los consumí; hice volver el camino de ellos sobre su propia cabeza, dice Jehová el Señor.


En la definición anterior vimos que somos llamados a construir murallas para mantener fuera al enemigo. Pero también el guerrero de oración tiene otra tarea: la de evitar la ira de Dios.

Dios espera que alguien lo convenza de no derramar su ira. Asombroso, ¿verdad?

Estas cuatro definiciones cubren lo que es la intercesión sacerdotal.